Apple Fan Boy

jueves, 30 de julio de 2009

Android está despertando, ¿está Apple preparada?

Es ya un hecho patente que el “efecto iPhone” está ocurriendo. Desde el lanzamiento del primer modelo, la competencia ha lanzado teléfonos que no hacen más que asemejarse a las formas del iPhone, tanto físicamente como en el software. Samsung, HTC, LG, Google con su Android… todos han seguido la estela del teléfono de Apple a la hora de hacer un móvil con una gran pantalla táctil.

Sin embargo, este fenémeno puede ser una espada de doble filo. El movimiento de Google al lanzar Android puede, en un futuro, ser perjudicial para el sistema operativo de los iPhone. Los motivos pueden ser varios, como argumento en la entrada extendida.

Hay que tener en cuenta que Google, cuando lanza sus servicios, no lo hace a ciegas. Fracasos como por ejemplo los que ha tenido microsoft con SoapBox entre otros muchos, no son costumbre de la compañía del buscador web por excelencia. Así, Android es una fuerte apuesta para un sistema operativo móvil.


Android, además, es de código libre, lo cual le dota de muchas características que el iPhone OS 3.0, al ser un sistema cerrado, no puede tener (o que Apple no quiere que tenga, sencillamente). Android puede estar presente en todos los móviles que quiera, con un simple acuerdo entre compañías. Así, varios teléfonos con Android pueden formar una “alianza” en contra del iPhone, lo cual podría repercutir en las ventas. Y esta alianza cuenta cada vez con más modelos y más fabricantes.

Por no hablar del precio y de los contratos exigidos para conseguir un iPhone, los cuales a muchas personas les parecen completamente excesivos; mientras que en el caso de los teléfonos con Android son más flexibles, ofreciendo tarifas más baratas y pudiendo conseguir el móvil libre más fácilmente.

Para muestra del funcionamiento de Android, nuestros compañeros de Xataka han realizado algunos análisis en vídeo del comportamiento de ese sistema en los teléfonos HTC Hero y HTC Magic, que podéis ver bajo estas líneas:

Por supuesto, Apple tiene sus armas para defenderse. La primera y más contundente es la App Store, el negocio que ha pasado de ser una propuesta a los desarrolladores a ofrecer más de 50.000 aplicaciones y 1.500 millones de descargas. A pesar de ser una tienda cerrada, ha conseguido unas cifras increíbles en su corto tiempo de vida. Otras tiendas de aplicaciones que intentan imitar a la App Store, como la de Android, no se acercan ni por asomo a la enorme actividad de la tienda de aplicaciones de Apple.


La segunda, la tecnología. A día de hoy, personalmente, no he probado una pantalla multitouch con tanta sensibilidad y suavidad como la del iPhone, con lo que empezar a usar otro teléfono multitouch después de haber usado un iPhone transmite una sensación de estar usando una pantalla tosca y dura. Por no hablar, por supuesto, del excelente diseño del teléfono.

Así pues, tenemos una guerra entre dos bandos: A mi derecha, un sistema operativo abierto que puede ganar muchos usuarios dentro de poco tiempo por su gran adaptabilidad. A mi izquierda: Un sistema operativo visualmente atractivo, muy intuitivo y con el gran negocio de la App Store. El futuro nos dirá qué le pasa a cada bando.

Imagen | Closari
Vídeo | Youtube
Más información | Google Android en XatakaMóvil

No hay comentarios: