Apple Fan Boy

lunes, 20 de julio de 2009

Apple bloquea las notificaciones Push en iPhones liberados



Powerybase, los desarrolladores checos de la aplicación NotifyMe, reportan que un 80 por ciento de las quejas recibidas por clientes insatisfechos con la aplicación provienen de usuarios con su iPhone desbloqueado de una manera no permitida por Apple.
Esta aplicación se basa en recordar cualquier cosa a su usuario a través de los servidores de notificación push de Apple, y están recibiendo cientos de quejas de usuarios reportando que la aplicación no se comportaba como se esperaba. Cuando la aplicación tiene que enviar una notificación Push, contacta con el servidor de Apple proporcionándole una ID que la vincula a un dispositivo único, entonces la notificación se produce. Pero cuando dicho ID corresponde a un iPhone que funciona con una compañía telefónica no “oficial”, el servidor Push de Apple no responde a la aplicación y dicha notificación no se envía sin más.
Volvemos aquí a la eterna discusión de si Apple debiera ser más o menos permisiva. Hay que tener claro un punto (creo yo) y es que Apple como desarrolladora (invirtiendo tiempo y dinero) de un dispositivo, decida poner unas reglas del juego, y como tal actuar en consecuencia cuando te saltas las reglas.
Podríamos extendernos hasta el infinito con los casos que hemos vivido a lo largo de los años, pero me voy a quedar en los más inmediatos.
Recientemente hemos visto que Apple, con su nueva actualización de iTunes, ha capado la sincronización de la Palm Pre a través de iTunes. Ya hay algunas voces discordantes, y si te paras a reflexionarlo, no puedes pretender coger el software de alguien que lleva años desarrollándolo e intentarlo utilizar para un dispositivo que entra en competencia directa. Lo que tendría que haber hecho Palm es invertir en software que gestionase la música de su dispositivo, o haber llegado a un acuerdo comercial con Apple (cosa harto improbable).
Apple decidió que su nuevo teléfono móvil, saldría en exclusiva para una compañía, y que dicha compañía pagaría una cantidad determinada mensual por terminal vendido. En un principio el tiro les salió por la culata, porque el iPhone se liberalizo, y AT&T pagaba por terminal vendido, pero nadie le aseguraba que ese terminal había sido activado y estuviera siendo utilizado en sus redes. Entonces obligaron a firmar contrato en la misma tienda. Si aún así yo decido liberar el teléfono, llevármelo a mi país y utilizarlo de una forma no permitida por Apple, luego no puedo quejarme si Apple decide no sustituirme o arreglarme ese teléfono si ha salido defectuoso.
Si Apple se une con otra compañía para diseñar un dispositivo que nos permite hacer deporte de una manera diferente, resulta evidente que ese dispositivo se tenga que vender con esas zapatillas, puesto que son ambas compañías las que han invertido su tiempo y dinero.
Y los ejemplos pueden extenderse más y más, pero es una situación que asumes cuando adoptas la marca de la manzana. Debe de ser un punto de reflexión interno el que te lleve a cotejar los pros y los contras para decidir si a ti te conviene o no esa elección. Pero no deja de ser más que eso, una decisión personal.
Si no te convence, solo tienes que buscar otra opción, que las hay.
Via MacRumors

Imágen Chakote

No hay comentarios: