Apple Fan Boy

viernes, 10 de julio de 2009

Una función que debería integrar Mac OS X antes o después

Ahora que estamos muy cerca de la llegada de un nuevo sistema operativo por parte de Apple, Snow Leopard, es difícil que a estas alturas incluya nuevas opciones no anunciadas hasta el momento, pero hay una en concreto que me encantaría ver antes o después en Mac OS X.

¿Por qué Apple no incluye un emulador de Windows en Mac OS X?Qué levante la mano quien piense que no sería el empujón definitivo para asentar Apple y Mac OS X sobre cualquier entorno.

No hablo de un Parallels, hablo más bien de un sistema parecido a Rosetta o Wine con los cuales se pueden utilizar programa de otras plataformas o arquitecturas de una forma transparente al usuario. ¿Qué no se encuentra disponible un programa nativo? Pues no pasa nada, se instala la versión de Windows que funciona también sobre Mac.

Estoy bastante seguro que Apple habrá pensado cosas similares, sería el motivo perfecto para olvidarse para siempre de Windows, pero los problemas para crear algo así son más que numerosos. Partiendo de la base legal, seguramente los requisitos para crear una “emulación” de este tipo no será nada fácil de conseguir.


Y terminando con los problemas propios de programar un emulador de este tipo. Actualmente Wine sufre constantes problemas y apenas es compatible con un par de programas y en la mayoría de los casos incluso esos programas “compatibles” dan errores.

Pero por eso es Apple y no una empresa cualquiera. Con el tiempo esta característica se puede desarrollar y sólo es cuestión de contar con un buen equipo de trabajo. Esta función sería la mayor arma que podría crear Apple para seguir consolidando y creciendo en la implantación de Mac OS X.

Y es que al contrario de lo que muchos pensaban, la posibilidad de instalar Windows en un Mac lejos de ser un problema se ha convertido en la mejor excusa y seguridad para cualquier usuario habitual de Windows. Tener la tranquilidad de poder instalar un sistema que ya conoces es una gran ventaja para el usuario inexperto.

Si encima ya no requieres ni instalar Windows si no que directamente puedes usar los programas que siempre has usado pero bajo otro entorno mucho más seguro y fácil de usar, ya sería todo un acierto.

¿Veremos esta función en un futuro Mac OS X 10.7 o incluso en en Mac OS 11? Lógicamente predecir algo así es casi imposible, pero estoy completamente convencido de que sería una característica alabada por todos los usuarios.

No hay comentarios: