Apple Fan Boy

miércoles, 20 de julio de 2011

Diez razones para actualizar a Lion

Si no vivís en la cima de una montaña alejada del resto de la civilización es muy probable que hayáis oído que hoy mismo ha sido lanzado Lion, la séptima versión del sistema operativo de Apple tal y como lo conocemos actualmente. Viene para reemplazar a Snow Leopard y viene dispuesto a enamorarnos desde el principio.


Sin embargo, quizás haya una parte de nuestros lectores que estén pensando si realmente interesa una actualización como esta. Es decir, por lo que ya se ha podido leer y las reseñas que nosotros mismos hemos publicado podría parecer que esta puesta al día del corazón de software de los Macs de Apple tampoco es para tanto, ¿o sí? Bien, a todos ellos vaya esta publicación en la que repasamos diez razones para hacer cuanto antes el upgrade o actualización a Lion.

La influencia de iOS

Quizás la primera impresión que nos viene a la mente a las pocas horas de uso de Mac OS X Lion es la enorme influencia que tiene de su hermano menor iOS. A pesar de que el sistema operativo móvil se inició como una adaptación reducida de Mac OS X (y en términos básicos lo sigue siendo), el contagio ha terminado siendo recíproco y Steve Jobs lo remarcó en la keynote de presentación de OS X Lion (a partir del minuto 54).
Lion toma prestadas numerosas acciones y características de iOS por la sencilla razón de que nos encontramos en un nuevo momento, una nueva etapa del desarrollo tecnológico donde interactuamos de otra forma con los dispositivos electrónicos. El tablet de Apple, el iPad ha iniciado este proceso en el que ya no se usa tanto el ratón sino nuestros propios dedos. Fruto de esta visión son el Magic Mouse y en especial el Magic Trackpad (o Trackpad Multi-Touch intregrado en los nuevos portátiles).
Todo en Lion huele a iOS, los gestos que luego explicaremos, la barra de deslizamiento de ventana, la función reanudar… aunque quizás el mayor exponente de este razonamiento sea Launchpad esa especie de ventana de aplicaciones donde se nos mostrarán las apps divididas en ventanas y que precisamente podremos organizar en carpetas, abrir o eliminar a semejanza de como lo hacemos iOS.
Seamos sinceros, en el mundo de Apple andamos lentamente hacia un futuro en que no existirán sistemas operativos móviles y de escritorio, sino un tiempo en que el sistema operativo será único aunque se comporte de forma diferente en cada dispositivo, tal como ocurre en iOS entre iPhone y iPad. Y ese futuro ha empezado hoy con Lion.

Mission Control

Quizás sea la función que más me ha enamorado desde el comienzo de usar Lion. Mission Control es una nueva forma de conocer lo que está pasando en nuestro Mac en cada momento. La organización de nuestras tareas en espacios es una de las grandes bazas de OS X desde hace años. Ahora, pensemos en lo que teníamos que hacer en Mac para realizar funciones sencillas como ver qué aplicaciones teníamos abiertas.
Si queríamos ver qué aplicaciones había abiertas en nuestro espacio recurríamos a Exposé, de ese modo se nos desplegaban en la pantalla todas las ventas. Si en cambio queríamos saber qué ocurría en otros espacios entonces acudíamos a Spaces, por último existía una cosa llamada Dashboard donde se ejecutaban algunos widgets útiles de diagnóstico, o de productividad.
Todo esto se combinaba con las esquinas activas para que la apertura de cada uno de estos lugares fuese rápida y sencilla. Pues bien, todo esto se ha unido en una sola cosa con Lion. Ahora con sólo realizar un gesto tendremos delante de nosotros tanto los espacios configurados, como las aplicaciones y ventanas abiertas como el Dashboard.
Lo más importante es que desde Mission Control podremos gestionar cualquiera de estos elementos de una forma intuitiva. Añadir espacios, cambiar de una aplicación a otra, llevar una aplicación de un espacio a otro… cualquiera de estas acciones está ahí dispuesta a ser realizada con unos pocos movimientos. Aunque hay que reconocer que quizás nos llevará algunos días hacernos enteramente con esta nueva prestación, os aseguro que a la larga nos ahorrará un tiempo asombroso.

Los gestos multitouch

Otro de los puntos fuertes de este nuevo sistema operativo es la integración de una nueva gama completa de gestos multitáctiles en base a los nuevos dispositivos de entrada de datos como el Magic Mouse o el Magic Trackpad. A diferencia de los trackpads tradicionales de otros tiempos, estos dispositivos reconocen a la perfección los gestos simultáneos de varios dedos de modo que se pueden realizar acciones intuitivas como la ampliación o reducción de pantalla, el paso de una ventana a otra, etc de una forma semejante a como lo hacemos en un iPad o un iPhone.
Tal como se puede ver en el vídeo que os mostramos arriba, algunos de los gestos incluidos en Lion son:
  • Launchpad: se activa con los cinco dedos realizando un gesto de pellizco con ellos
  • Aplicación a pantalla completa: usando dos o tres dedos deslizándose hacia un lado
  • Mission Control: desplazando tres dedos hacia arriba en el trackpad
  • Doble clic con dos dedos para aumentar alguna zona del documento tal como sucede en iOS
  • Pellizcar hacia afuera o hacia adentro para ampliar o reducir a nuestro antojo parecido al gesto en iOS
  • Deslizar dos dedos hacia los lados para cambiar de pestaña en Safari
Por supuesto muchos de los gestos que se pueden realizar ahora con Lion son configurables de modo que no habrá problema en asignarles alguna otra acción a nuestro gusto o cambiar una acción por otra.

Las aplicaciones a pantalla completa

Otro gran punto fuerte de Lion es la visualización de aplicaciones a pantalla completa de forma nativa, es decir que todas las aplicaciones que así lo requiera podrán modificar sus códigos para ofrecer al usuario esta nueva opción. Sin duda es otra de esas características que bebe de las fuentes de iOS y no podía ser más acertada. Pensemos que en muchas ocasiones en una determinada aplicación nos sobra información por todos lados.
Si estamos consultando una página web por largo tiempo ¿para qué necesitamos todas esas opciones mostrándose en la barra de menús? Lo mismo podría decirse si estamos leyendo un documento en Vista previa, viendo la agenda del día en iCal, haciendo un pase de fotografías en iPhoto o consultando correos en Mail. Todas estas aplicaciones ya ofrecen la posibilidad de vista a pantalla completa haciendo que el objeto de nuestra atención no tenga ninguna otra distracción.
Por supuesto como os decimos las aplicaciones nativas de Apple no serán las únicas sino que en breve y poco a poco muchas otras se adaptarán para ofrecer este nuevo modo. Por poner un ejemplo Google Chrome ya lo soporta y hay momentos en que se agradece enormemente.

Mejoras en el Finder

Pero los cambios que introduce Lion no sólo afectan a elementos mayores sino a otros que nos pueden pasar más desapercibidos, por ejemplo los relacionados con el Finder y la gestión de archivos. Si ya has instalado Lion te recomiendo que acudas a abrir una nueva ventana del Finder y veas lo que ocurre en la columna de la izquierda. Sí ahí mismo veremos una nueva opción llamada Todos mis archivos. Esa opción es una maravilla que no he dejado de usar desde que la tengo. De un vistazo podemos recorrer multitud de carpetas viendo su contenido al mismo tiempo. Además en esa vista de Todos mis archivos podremos avanzar dentro de la carpeta de forma parecida al Coverflow de iTunes… lo que os digo, una pasada.
Hemos de decir que no es la única función nueva en el Finder, existen otras muchas que iréis descubriendo pero nuestro objetivo no es repasar lo que Lion ofrece sino verlo desde la perspectiva de lo que haría recomendable su instalación. Bajo esta óptica otra de las acciones que agradezco desde que poseo Lion en el Mac es la creación de carpetas a partir de la selección. Bastará con seleccionar una serie de archivos y activar el menú contextual desde el ratón o en el trackpad para ver que una nueva opción que se nos permite es la de Nueva carpeta con la selección. Esta acción antes se hacía mediante varios pasos y ahora está resumido en uno sólo y es algo que uso todos los días.

AirDrop

Esta es una genialidad que uno aún se pregunta porqué razón no fue incluida antes en OS X. Supongamos que estamos en un hogar donde nuestro Mac no es el único. O supongamos mejor que vamos a clase o al trabajo en presencia de otros Macs. Pues bien, el Mac con Lion instalado detectará de forma automática que otros Macs con Lion hay a nuestro alrededor.
La finalidad de este proceso es el de ofrecernos la posibilidad de intercambiar archivos con estas otras personas de una forma sencilla. No es Bluetooth sino WiFi punto a punto (sin necesidad de un router que centralice el proceso). Desde el Finder nos aparecerá una sección en la izquierda llamada AirDrop. Desde allí se desplegará una ventana donde cada veremos a cada persona encontrada con su avatar de usuario de Mac envuelto en un círculo. Si queremos enviar cualquier documento bastará con arrastrarlo hasta ese icono y el otro usuario lo tendrá al momento en su Mac. ¿Útil verdad?
En una casa con varios Macs es una opción que se volverá imprescindible. Por cierto, no nos preocupemos de la seguridad de esta característica, en Apple han pensado en ello y las transferencias se hacen cifradas, se usa un Firewall que protegerá nuestro ordenador y en cualquier momento podremos hacer que nuestro Mac no aparezca a los usuarios de nuestro entorno.

Guardado automático y Versiones

En la gestión de documentos de trabajo hay algunas acciones que realizamos todos los días, guardar el documento actual para que no se pierda, ¿no es cierto? La de veces que habremos perdido un archivo por no haberlo cerrado de la forma debida o porque no guardamos al salir. Todo esto es cosa del pasado con el guardado automático de documentos.
De hecho el famoso Guardar como… ha desaparecido de aplicaciones como Pages y eso es a consecuencia de que Apple ya no quiere que nos preocupemos por ello, el documento estará ahí siempre, basta con volver a abrir la app y seguirá por donde lo dejamos. Se acabaron los despistes o el volver a escribir unos cuantos párrafos.
Un complemento al Guardado automático es Versiones. Esta no tendría sentido sin el anterior. Con versiones todos los cambios efectuados en un archivo de texto o semejante será consultable desde una vista semejante a las copias de seguridad de Time Machine. Tan solo bastará con recorrer todas las versiones hasta dar con esa que nos interesa.

Más seguridad y privacidad

Lion no solo es mejora de procesos, también apuesta por nuestra seguridad y privacidad. De modo que si todo lo anterior no es imprescindible para nosotros esta razón sí debería serlo. Si decimos ASLR quizás estemos pronunciado palabras en chino para una parte de nuestros lectores. ASLR describe una técnica conocida como Address space layout randomization por la cual Lion coloca los datos más importantes en lugares imprevisibles, lo que dificulta su localización para software malintencionado. Está disponible para apps de 32 bits (lo mismo que la protección de la asignación de memoria), de forma que las aplicaciones de 64 y 32 bits están más protegidas frente a posibles ataques.
Adicionalmente ahora Lion gestiona cada aplicación de forma aislada de modo que sea mucho más difícil para una app realizar una operación para la cual no ha sido creada como acceder a la red o abrir documentos de terceras aplicaciones.
Sobre la privacidad podríamos mencionar lo mismo. El problema relacionado con la recopilación de ubicaciones del iPhone parece haber servido de escarmiento a Apple y no quiere que se repita algo parecido ni siquiera en OS X. Es por eso que ahora las preferencias de seguridad cuentan con un nuevo panel Privacidad, donde podremos activar y desactivar servicios de ubicación, así como recopilar datos sobre diagnóstico y uso. Incluso cuando una app solicite nuestra ubicación, aparecerá un icono en la barra de menús de forma parecida a lo que ocurre en iOS.

Mail

¡Cuántas veces habíamos criticado la aplicación Mail! Carecía de características indispensables y esto había provocado la proliferación otras propuestas como Sparrow mucho más minimalistas y funcionales. La cosa se les pone difícil a esos terceros ahora pues Mail ha resucitado con nuevas opciones y una completo rediseño.
Lo primero que salta a la vista de Mail es que se parece enormemente a la aplicación Mail del iPad con esa división en columnas y el despliegue del cuerpo del mensaje a la derecha. Pero no es el único cambio introducido. A partir de ahora tendremos una previsualización del mensaje en el listado general de mensajes de la cuenta y se ha sumado una nueva barra de favoritos justo debajo de la barra de herramientas con el fin de hacer la consulta del correo más libre de distracciones.
Pero si queréis disfrutar de verdad de esta app ponedla a pantalla completa y veremos esta aplicación con otros ojos. Por último no nos queremos olvidar de la vista de Conversaciones, un modo del que Mail siempre ha adolecido y que ahora se ha integrado de una forma magistral para que no sea tan difícil situarnos en antecedentes de cada mensaje. Sin duda que este Mail hace innecesaria la compra de cualquier otra alternativa existente en el Mac App Store.

Estética

Llegamos al último punto de las diez razones y probablemente para muchos la menos importante pero bajo mi punto de vista es algo que notaremos enseguida. La actualización de estilos forma parte de la evolución de los sistemas operativos y Lion no es la excepción. Pequeñas carpetas han dado lugar a mayores carpetas, interfaz Aqua ha dado lugar a una interfaz más gris con barras de desplazamiento más estrellas y que pasan más desapercibidas. Todo en Lion da la sensación de más moderno.
Como era de esperar, y sabiendo que Lion ha sido desarrollado con mimo por Apple, han prestado atención a todos los detalles. Por poner un ejemplo, al arrastrar una aplicación de un espacio a otro veremos una animación que da la sensación de que la ventana de aleja de nosotros hasta alcanzar ese nuevo espacio. Pero no es el único proceso contagiado por estegusto por lo bonito que los de Cupertino siempre han tenido.
No, esta razón no es un motivo por sí sólo para adquirir Lion, pero es un añadido que no podíamos dejar pasar.
Y estas son todas las diez razones principales por las que deberíamos actualizar a Lion desde Snow Leopard. Así que si no lo habéis hecho ya, os lo recomendamos. Por supuesto que cada uno de nuestros lectores quitaría o añadiría alos elementos de esta lista. Dejadnos saber por favor qué os gusta y qué no de Lion.

No hay comentarios: