Apple Fan Boy

miércoles, 20 de julio de 2011

El MacBook blanco ha muerto, larga vida al MacBook

El triste día que muchos temíamos ha llegado. Tal como les comentaba hace unas semanas era de presagiar que la empresa de la manzana diría adiós al MacBook blanco tarde o temprano. A pesar de que muchos, entre los que me incluyo, tenemos cierto aprecio hacia este modelo pues supuso el equipo de entrada en el mundo Mac, debía seguirse la evolución llevada a cabo por Apple y eso significaba decir adiós a un modelo que pertenecía al pasado.

El modelo del que les hablamos ya no se encuentra en la foto de familia de los Macs en la página de la empresa. Mientras escribo estas palabras precisamente desde un MacBook blanco del 2007 me pongo a pensar en cuáles han sido las razones para que esta muerte se produzca:
  • Diseño de otro tiempo: sí señores, el MacBook blanco ya no pertenece al diseño actual que Apple otorga a sus equipos, no posee carcasa Unibody de aluminio anodizado sino una carcasa de una pieza de policarbonato blanco y en otro tiempo también en negro. Ningún Mac encaja con esa línea, esos rasgos característicos. El nuevo color de los Macs es el aluminio, el gris metálico que tanto nos gusta.
  • Problemas de carcasa: desde sus inicios los MacBook presentaron problemas de decoloración y manchas en su carcasa, incluso se quebraba con el paso del tiempo por algunas zonas como en la protección blanca del teclado y el trackpad.
  • Solapamiento con el MacBook Air: esta es la razón más importante, el MacBook estaba pisando justamente el terreno que debe ganar el nuevo MacBook Air de 11 pulgadas. El modelo de entrada en los Macs portátiles debe ser aquel y no este pues posee unas características mucho más actuales y acordes con los tiempos en que vivimos (autonomía, rapidez, ligereza) en un precio similar.
No nos queda más remedio, desde un MacBook blanco le despido: “el MacBook blanco ha muerto, así que larga vida al MacBook”.

No hay comentarios: