Apple Fan Boy

viernes, 1 de julio de 2011

El mundo contra Apple: HP TouchPad

¿Recuerdan el HP TouchPad? Si no, les refrescaré la memoria pues ya hablé de él hace varios meses cuando se presentó,ilusionado porque podía ser una buena opción alternativa al iPad de Apple. Pues bien, parece (según las primerasreviews que se empiezan a leer de él por la red) que va a quedar en eso: en un podía haber sido, pero no lo fue.

He leído varias revisiones de algunos de los principales sitios importantes de tecnología como Ars TechnicaSlashgear, la de David Pogue desde el New York TimesCNET e incluso la del gran Walt Mossberg desde las páginas del Wall Street Journal. Y todas tienen algo en común: HP TouchPad está bien, pero no es mejor que el iPad.
Primero hagamos un pequeño resumen de qué estamos hablando. HP TouchPad, un tablet de pantalla capacitiva, de 9’7” de tamaño y una resolución de 1024x768 píxels (exactamente igual al iPad). Por dentro viste un procesador Qualcomm SnapDragon de doble núcleo a 1’2Ghz. y un 1GB de memoria RAM, además de una cámara frontal de 1,3MP para videoconferencia. Su precio es exacto al Apple iPad en la misma línea de configuración en cuanto a capacidad, en 16GB y 32GB (no hay versión de 64GB). Su sistema operativo es la versión adaptada para tablets del famoso WebOS. Para ser más concretos estamos hablando de la versión 3.0 de dicho sistema.
Las primeras impresiones de todos los expertos que la han probado en la última semana, han sido muy parecidas. Es bonita, es atractiva, la interfaz es llamativa pero… la batería dura casi la mitad que el iPad, no responde correctamente en su manejo, no tiene casi aplicaciones y además es más ancha que el iPad 1 (13,7mm) y pesa más que dicho primer modelo (740 gramos).

Aspectos positivos

Todos coinciden en este aspecto: WebOS 3.0 es muy bonito y de gran usabilidad en su concepto (no en su rendimiento, por desgracia). Es un sistema perfectamente adaptado a un tablet.

La aplicación de correo permite hasta 3 diferentes niveles que entran y salen intuitivamente. Además HP WebOS 3 incorpora algo llamado Synergy, que es un compendio de servicios online que pueden ser configurados y coexistir en el dispositivo e integrados en el sistema. Hacen uso de las notificaciones en el sistema e integran toda la información de una manera muy fluida e intuitiva. Tiene soporte para multitud de servicios como Facebook, Skype, LinkedIn, Yahoo!, cuentas en Microsoft Exchange… ¡incluso soporta MobileMe!. Por lo tanto, no necesita (en principio) aplicaciones nativas para estos servicios.
Todas las pantallas, tipografía y aspecto en general son francamente elegantes y muy bonitas, incluso más que el propio iPad. Y las interfaces para cada una de las cuentas de Synergy son brillantes, intuitivas, de una estética buena y muy usables.
En cuanto a su funcionamiento, tiene una multitarea real que ejecuta al mismo tiempo todos los hilos de programa, y que además permite cambiar fácilmente a través de una distribución en que las aplicaciones se muestran abiertas y corriendo en una especie de tarjetas, que podremos pasar de una a otra. Pulsando el botón HOME, entramos en dicho modo desde cualquier aplicación para cambiar sin problemas. Cuando queramos ir a una de ellas, pulsamos y se abrirá a pantalla completa para trabajar con ella.
Sin duda, se nota que HP TouchPad cumple con el mismo binomio que Apple tiene y que muchos expertos consideran una necesidad para el éxito de un producto: que aquel que diseñe su software también haga el hardware.
Clon del iPad

HP en este sentido no ha tenido miramientos. Ha hecho un clon del primer iPad: peso, tamaño, resolución, el único botón es el botón HOME situado en la parte inferior… la pinza, los acelerómetros. A grandes rasgos, si no fuera por el sistema operativo, parece que estamos hablando del primer iPad.
¿Es eso algo malo? Depende de quien lo piense, pero volvemos al hecho que la competencia parece no querer tener algo diferenciador, y al final lo único que aparece en el mercado son eso: competidores del iPadTabletsmejores o peores, pero todos clasificados como competidores del iPad. Es una pena que el mercado de la competencia no sea capaz de dar nada mejor, a mi modo de ver.

Defectos, muchos

Todo lo bonito que tiene el sistema operativo, se pierde en el momento en que empezamos a manejarlo y nos damos cuenta que este no responde como debiera. ¿Recuerdan esa sensación que tienen muchos dispositivos, tantosmartphones como tablets en comparación con el iPhone o iPad? Pues este también lo tiene.
¿Qué sensación? Bien, en la review para MacWorld del HP TouchPad, escrita por Jason Snell, se habla de esa sensación.
Pienso que uno de los más importantes logros del equipo de desarrollo de Apple iOS es pasado por alto por muchos especialistas: el hecho que en los dispositivos iOS, cuando mueves el dedo, los objetos en la pantalla bajo tu dedo se mueven con él. No hay retardos, no existen frames perdidos; es la pura ilusión que físicamente estás manipulando objetos. Sin embargo, cada vez que he probado un nuevo teléfono Android o una tableta -y cuando he probado el TouchPad- me sorprende encontrarme con que el interfaz no responde como lo hace el de Apple.
Otro problema del dispositivo es la duración de la batería, que el señor Mossberg ha medido en algo más de 6 horas reales de vídeo o funcionamiento. Si se apaga la conexión WiFi llega a durar las 9 horas que HP promete, pero hay que tener en cuenta que la batería del iPad 2 dura 10 horas con el WiFi encendido, por lo que vemos que aunque sigue siendo una buena autonomía, queda muy detrás del iPad.
Pogue, por ejemplo, comenta el aspecto de las aplicaciones. Hay unas 300, que incluso son más que las disponibles actualmente para un tabletAndroid HoneyComb (nativas para él). Hay un Angry Birds, Kindle o Pandora, pero nada de aplicaciones de Google (ni Maps, ni Earth, ni ninguna…) así como otras como NetFlix o IMDB.
Personalmente pienso que para que un tablet interese ha de ser atractivo para los desarrolladores. Los Android (sobre el papel) deberían serlo, pero curiosamente el número de aplicaciones específicas para tablets parece ir demasiado despacio. En el caso del TouchPad, veremos cómo van. Desde luego, nada que ver con las recién estrenadas 100.000 aplicaciones para iPad (sí, ya sé que iPad tiene más de un año de vida).
Las aplicaciones disponibles para WebOS en móvil (las Palm Pre) también funcionan en tablet, pero en un modo parecido al modo x2 del iPad, es decir, emulando un teléfono. En este caso nos aparece un teléfono en pantalla y vemos la diferencia en el tamaño y el manejo del interfaz. Igual que sucede con el iPad, esta opción realmente no interesa y de hecho, yo mismo, nunca he puesto ninguna aplicación de iPhone en el iPad porque no es productivo ni interesante.
Otro curioso defecto es que no podemos hacer fotos ni vídeos, ni hay aplicación de cámara. Solo podemos usar la cámara para videoconferencia, en aquellas aplicaciones que la usen. Si podemos meter nuestras fotos, por supuesto, pero no hacerlas con el dispositivo.
Por último, aunque no menos importante, HP TouchPad soporta Adobe Flash, pero las reviews hablan de lo que todos sabemos: es muy lento. Ars Technica se atreve a decir que el soporte de vídeo “se paraliza y es inaceptable”. Volvemos a lo de siempre: Adobe Flash es muy bonito, pero Steve Jobs sigue teniendo razón. Adobe no es capaz de sacar una versión móvil estable, funcional, rápida y que no consuma los recursos de aquello donde se ejecute.

En conclusión

Es una pena, pues HP ha sacado un competidor del iPad 1, con muchas cosas que mejorar a nivel de software, y un año más tarde cuando ya hay una segunda revisión del iPad que queda muy muy lejos de este recién presentado dispositivo.
Sin embargo, no todo es malo, pues WebOS se ha presentado ante el mundo (en una versión para pantalla grande) como un interesante, brillante y elegante sistema operativo, que HP ha prometido usar en portátiles y otro tipo de dispositivos. Incluso va a licenciarlo y Samsung, por ejemplo, ya ha dicho que hará dispositivos con él.
Es probable que eso le de un empujón importante al sistema, que haga que los desarrolladores se interesen por este sistema y apuesten por él, y que en definitiva este arranque tímido y frío no tenga nada que ver con un futuro esperanzador para un nuevo jugador dentro de la interesante batalla de sistemas operativos que tenemos delante nuestra, tanto para ordenadores como para dispositivos móviles.
Pero hay un hecho irrefutable, que rebate lo que decían la propia gente de HP hace poco: no son mejores que el número uno. Al menos, por ahora…

No hay comentarios: