Apple Fan Boy

lunes, 11 de julio de 2011

OS X Lion elimina el soporte a Rosetta y las aplicaciones PowerPC

Ya lo comentamos en su momento, pero lo repetimos por si no se acordaban. Mac OS X Lion, aparte de ser un sistema operativo solo disponible para ordenadores Mac con arquitectura Intel, dejará de soportar Rosetta y, por lo tanto, la emulación de aplicaciones con binarios para PowerPC únicamente. ¿Y qué es eso?
Bien, echemos la vista atrás y recuperemos una pequeña lección de historia. Hasta el año 2006 (hace 5 años) los ordenadores de Apple equipaban en su cerebro principal un procesador de IBM, denominado PowerPC. Pero en el citado 2006, Apple puso a la venta el primer ordenador Mac (el iMac) con procesador Intel Core Duo y marcó una nueva época o etapa que cerrará definitivamente con Mac OS X Lion.
La consecuencia directa de esto era clara: PowerPC e Intel no eran compatibles, por lo que había que buscar alguna solución para que las aplicaciones se siguieran ejecutando. Para ello se encontraron dos:
  • Crear el concepto de la aplicación universal (vigente a día de hoy) donde en el mismo fichero de aplicación (.app) se incluye el binario de ejecución para sistemas con PowerPC y para sistemas Intel; dos binarios (fichero que contiene la aplicación en sí) diferentes dentro de una misma aplicación.
  • Crear un complemento del sistema llamado rosetta, que no es más que una capa de emulación de PowerPC que corría sobre procesadores Intel. De esta forma, cualquier aplicación que no tuviera versión universal o no estuviera preparada para Intel, podía correr (aparentemente) sin problemas. El rendimiento bajaba un poco, pero según Apple era casi inapreciable.
Y ese es el escenario hasta el día de hoy. Con la llegada de Mac OS X Snow Leopard, el sistema operativo de la manzana llega a un estado donde solo podía ser instalado en ordenadores con procesadores Intel (como sucede con el nuevo e inminente OS X Lion) y elimina Rosetta de la instalación normal. Pero este complemento puede instalarse como un extra aparte por si nos es necesario.
Pero ahora, con la llegada de Mac OS X Lion, Apple elimina para siempre este complemento Rosetta y (aunque seguirá siendo compatible con ellas) elimina de un plumazo la necesidad de crear aplicaciones universales. De hecho, la Mac App Store fue un primer paso para ello, pues como todos saben esta solo funciona bajo Mac OS X Snow Leopard o Lion (es decir, solo en procesadores Intel) y por lo tanto todas las apps que hay en ella ya no son universales, sino que contienen solamente el código binario para Intel (con el consiguiente ahorro de espacio).
Hay una forma muy sencilla de saber qué tipo de aplicación son aquellas que tenemos y por lo tanto prepararnos para OS X Lion. Solo tenemos que ir con Finder a la carpeta de aplicaciones y solicitar la información con CMD+click, Obtener Información (o pulsando CMD+I). De esta forma, en la parte superior nos aparecerá un indicativo que dirá Tipo: Aplicación y entre paréntesis nos dirá si es Universal, Intel o PowerPC.
Las buenas prácticas recomiendan que echemos un vistazo a nuestras aplicaciones y comprobemos que todas son o Universales o para Intel, porque si alguna pone PowerPC. hemos de saber que Mac OS X Lion dejarán de funcionar PARA SIEMPRE. Es un hecho muy importante si estamos pensando en actualizar, además de comprobar en sitios como el que se habló el otro día llamado RoaringApps donde nos dan un listado de las aplicaciones compatibles.
Por lo tanto, la llegada de Mac OS X Lion, significa el fin definitivo de la era PowerPC, después de 5 años de convivencia. Ahora solo queda la plataforma Intel.
Como se comenta en este artículo de Cult of Mac (del que proceden las imágenes de este artículo), la única posible solución pasa por usar la nueva función de virtualización que incluirá Mac OS X Lion, para crear una instalación de Snow Leopard dentro de nuestro sistema (cosa que se desconoce en este momento si será posible). De esta forma, podríamos volver a acudir a las aplicaciones que usábamos, que era solo de PowerPC.
La otra opción que queda, obvia, es que los desarrolladores que hicieron dicha aplicación creen una versión universal o para intel, que pueda solventar este problema.
Desde luego, una vez instalado OS X Lion, cualquier aplicación solo para PowerPC, aparecerá con un círculo de prohibición encima, que indica que no se podrá ejecutar porque Mac OS X Lion ya no soporta Rosetta y, por lo tanto, las aplicaciones preparadas únicamente para PowerPC.
El IBM PowerPC ha muerto… Que viva el IBM PowerPC.

No hay comentarios: