Apple Fan Boy

viernes, 12 de abril de 2013

OS X 10.8 Mountain Lion: Personaliza el Dock [Nivel:Ninja]



El Dock convive con los usuarios desde la primera versión del sistema operativo para ordenadores de escritorio OS X. A lo largo de toda su historia ha ido cambiando de aspecto y ha recibido funcionalidades, pero su funcionamiento básico no ha cambiado mucho. Sin embargo, hay muchas opciones ocultas que te permitirán personalizar la experiencia de uso de esta pieza de software.

Lo básico: usando el Dock

las opciones básicas del Dock se encuentran en Preferencias del Sistema, en el Panel de Control Dock. Allí puedes gestionar las opciones del tamaño de la ampliación del icono cuando paseas el cursor por encima del Dock y activar o desactivar este comportamiento. Además puedes posicionar el Dock en diferentes ubicaciones de la pantalla excepto en la parte superior de la misma.
Por defecto, muchos usuarios tienen desactivada la opción de ampliar estos iconos entre otras cosas por los problemas de precisión a la hora de hacer clic en los iconos, pero si en un momento determinado necesitas trabajar con el sistema de ampliación de iconos y no lo tienes activado, no hace falta que te des un paseo hasta el correspondiente panel de control para activarlo: simplemente usa el atajo de teclado Control + Mayúsculas para que, mientras tengas pulsada esta combinación de teclas, funcione el sistema de ampliación de iconos. Si tienes activada la opción de ampliación de iconos en las Preferencias del Sistema, al utilizar este atajo de teclado se desactiva la ampliación.
Otra de las características de el Panel de Control es la capacidad de poder aumentar o reducir el tamaño del Dock. Tampoco hace falta que viajes allí para aumentar el tamaño del Dock: sitúa el cursor encima de la barra separadora ente aplicaciones y objetos (carpetas, documentos) y verás que el cursor cambia a una flecha de doble cabeza: si haces clic y mueves el cursor arriba o abajo el tamaño del Dock se modificará hasta que alcances el tamaño que necesites. Si a esta acción añades la tecla opción del teclado, dispondrás de 4 preselecciones de tamaño del Dock en función de la cantidad de iconos que haya en el mismo.

Visualizando una sola aplicación con el Dock

Si eres de los que necesitan concentrarse con una única aplicación y ocultar todo lo que tienes abierto (incluido el Finder) en segundo plano para que no moleste, hay una opción escondida en el Dock que quizás pueda servirte de ayuda, aunque has de invocarla a través del Terminal.
Para activarla abre el Terminal en Aplicaciones > Utilidades e introduce la siguiente línea de comando:
defaults write com.apple.dock single-app -bool true
Después solo tienes que reiniciar el Dock usando KillAll Dock
Ahora, cada vez que pulses una aplicación en el Dock, esta pasará a primer plano escondiendo todas las demás. Si no quieres activar por defecto este comportamiento, pero si quieres usarlo ocasionalmente, siempre puedes usar el atajo de teclado Comando + Opción + CLick en la aplicación para llevarla a primer plano y ocultar todas las demás.
Para desactivar esta opción, si has usado el Terminal, solo necesitas cambiar true por false y volver a reiniciar el Dock usando KillAll Dock

Gestionando la ocultación del Dock

Para evitar que el Dock pueda molestarte, Apple incluye una opción para que se oculte de forma automática. Sin embargo, puedes desactivar ese comportamiento usando el comando de Terminal:
defaults write com.apple.dock autohide -bool false;killall Dock
Para desactivar esta opción, debes cambiar false por true.
También puedes configurar la velocidad con la que se mostrará el Dock si tienes la ocultación activada. La opción más básica es
defaults write com.apple.Dock autohide-delay -float 0;killall Dock
que resulta un poco abrupta, así que siempre puedes gestionar el tiempo usando:
defaults write com.apple.dock autohide-time-modifier -float 0.1;killall Dock
donde 0.1 es el tiempo en segundos que tardará en mostrarse el Docck.
Para eliminar ambos comportamientos, solo has de usar:
defaults delete com.apple.dock autohide-delay;killall Dock
defaults delete com.apple.dock autohide-time-modifier;killall Dock

Ubicando el Dock donde quieras

El Dock es ese extra que nos hace la vida más fácil a los usuarios de OS X y que utilizamos como lanzador para aplicaciones, documentos, carpetas… Sin embargo, el Dock tiene relativamente pocas posibilidades de personalización, sobre todo en la ubicación: siempre aparece centrado en un único lugar, y como mucho podemos enviarlo a un lado u otro de la patalla … pero podemos hacer un par de trucos con el para posicionarlo en una esquina de la misma.
Para modificar el comportamiento del Dock, y enviarlo a una esquina, debes usar el siguiente comando del Terminal:
defaults write com.apple.dock pinning UBICACIÓN
Donde UBICACIÓN puede tener tres valores:
  • start: izquierda (o arriba, si colocas el Dock en un lateral)
  • middle: en el medio, tanto para en la parte inferior como en los laterales
  • end: derecha (o abajo si colocas el Dock en un lateral)
Para que los cambios surtan efecto, debes añadir el comando
Killall Dock
El formato tradicional del Dock, por otra parte, puede modificarse sobre todo si utilizas el Dock en los laterales desde su aspecto 3D a un apesto 2D mucho más tradicional: este aspecto lo activas desde el Terminal usando el comando:
defaults write com.apple.dock no-glass -boolean YES

Trucos avanzados de uso del Dock

Una de las características del Dock es su integración con Exposé: si haces clic y mantienes encima del icono de una aplicación podrás navegar por todas las ventanas de esa aplicación, pero, ¿cómo acceder a esta característica desde el teclado?.
Para acceder a Exposé sobre el Dock usa comando (⌘) + tabulador para desplazarte por las aplicaciones abiertas. Cuando llegues a la aplicación en cuestión, pulsa la tecla de flecha arriba (o abajo, hacen la misma función) y te mostrará todas las ventanas de la aplicación: ahora, con las flechas del teclado, te podrás desplazar por todas las ventanas abiertas de esa aplicación, usar la barra espaciadora para previsualizar la que te interese y hacer un retorno de carro (enter) para seleccionar la ventana y que pase a primer plano cuando salgas de Exposé.
Si, sin embargo, quieres navegar por las diferentes aplicaciones en modo Exposé cada una con sus ventanas, pulsa tabulador: irás saltando de aplicación en aplicación con sus correspondientes ventanas ordenadas listas para su inspección.

Las Pilas

Desde Mac OS X 10.6 Snow Leopard el Dock permite nuevas formas de previsualización de los elementos dentro de una carpeta. Uno de ellos es una nueva forma de mostrar las listas. Este comportamiento se puede modificar no obstante accediendo a una preferencia oculta del Dock que permite aumentar y reducir hasta en 10 niveles diferentes el tamaño de los iconos de la lista.
Para activar este comportamiento, solo has de abrir el terminal, que tienes en Aplicaciones > Utilidades y escribir el siguiente comando:
defaults write com.apple.dock use-new-list-stack -bool YES;killall Dock
Este es un comando compuesto (añade la preferencia y luego reinicia el Dock matando el proceso).
A partir de este momento la vista por lista de las carpetas del Dock variará a una nuevo tipo: pulsando ⌘ y tecla + (o tecla -) accederás a los correspondientes niveles de maginificación.
para volver a dejar el Dock con el comportamiento inicial solo las de cambiar YES por NO
Desde OS X 10.7 Lion, además, dispones de QuickLook en las pilas. de forma que si tienes seleccionado un elemento, puedes ver su interior con QuickLook pulsando la barra espaciadora.

Añadiendo y quitando elementos del Dock

Añadir un icono al Dock es algo muy sencillo: si es una aplicación solo tienes que arrastrarlo al Dock, en la zona de aplicaciones y si es una carpeta o un documento en la zona de la izquierda del Dock. Para añadir una carpeta, sin embargo, hay una opción más sencilla y es usar un atajo de teclado: para hacer esta tarea, sin embargo, hay un atajo de teclado no documentado: en el Finder, selecciona una carpeta y pulsa el atajo de teclado Comando + Mayúsculas + Tecla T y la carpeta aparecerá directamente en el Dock, en la parte derecha del mismo. El atajo de teclado funciona igual para documentos o incluso un disco duro.
Uno de los problemas con el que se encuentra habitualmente los servicios técnicos de Apple es una pregunta que puede dejar hasta confuso a algunos usuarios: "He quitado un icono del Dock y ahora no se como ponerlo" o peor, el usuario entiende que ha borrado el programa y tampoco conoce el mecanismo para volver a añadirlo al Dock.
En OS X 10.8 Mountain Lion, para solucionar este problema en el que por diferentes motivos se "sacaba" los iconos del Dock de forma accidental, ha añadido un nuevo protocolo para eliminar los iconos del Dock: debes arrastrar el icono fuera del Dock a una buena distancia y mantener el icono allí mientras aparece la imagen de la "nube de desaparición" para indicarte que cuando sueltes el icono, la aplicación, archivo o carpeta realmente desaparecerá del Dock.

Personalizando el Dock

El Dock dispone de algunas personalizaciones ocultas que cambian su aspecto. Por ejemplo, el formato tradicional del Dock puede modificarse sobre todo si utilizas el Dock desde su aspecto 3D a un aspecto 2D mucho más tradicional: esta visualización lo activas desde el Terminal usando el comando:
defaults write com.apple.dock no-glass -boolean YES
Si quieres volver al Dock por defecto, usa:
defaults write com.apple.dock no-glass -boolean NO
Si eres, además, de los que le gusta tener un Dock perfectamente organizado, la tarea de establecer "zonas de programas" es bastante frustrante porque Apple no permite reorganizar el Dock bajo ciertos aspectos. Un buen truco para establecer "zonas" es añadir espacios en blanco en el Dock, de forma que puedas crear zonas de programas similares por uso o por características.
Solo necesitaremos el Terminal y un poco de tiempo para mover todos los iconos.
Para añadir un espacio en blanco al Dock solo necesitas abrir el Terminal, que tienes en Aplicaciones > Utilidades y escribir (copia y pega) este comando:
defaults write com.apple.dock persistent-apps -array-add '{tile-data={}; tile-type="spacer-tile";}'
Ahora hay que reiniciar el Dock usando este segundo comando:
KillAll Dock
Al reiniciarse el Dock verás que en el lado izquierdo del mismo ha aparecido un espacio en blanco: solo tendrás que situarlo en la posición que desees.
pero este comando solo afecta la zona de aplicaciones del Dock (izquierda), pero .... ¿para el lado derecho?.
El lado derecho utiliza un comando ligeramente diferente:
defaults write com.apple.dock persistent-others -array-add '{tile-data={}; tile-type="spacer-tile";}'
De la misma forma, deberemos reiniciar el Dock para poder ver los cambios.
Si quieres eliminar el espacio en blanco, has de expulsarlo del Dock de la misma manera que "sacas" una aplicación y/o carpeta: haz click en el y arrástralo fuera hasta que veas junto al icono la característica "nube".

El efecto "Suck"

Otra cosa que puedes modificar en cuanto al aspecto del Dock es el efecto que utiliza cuando minimizas una ventana haciendo doble click en la barra de título, una característica muy útil que se activa en Preferencias del Sistema > Dock.
Por defecto se utilizan los efectos "Aladino" y "Escala" pero puedes utilizar uno más llamado "Suck" que se activa utilizando el comando de Terminal:
defaults write com.apple.dock mineffect suck;Killall Dock
A partir de este momento, cuando hagas doble clic sobre la ventana de título podrás ver este nuevo efecto en funcionamiento.

No hay comentarios: