Apple Fan Boy

lunes, 24 de junio de 2013

Los nuevos chips A8 de Apple empezarían a producirse el próximo mes de julio

Todo apunta a que la nueva generación de chips de Apple están apunto de materializarse. Al parecer, los nuevos chips A8 de Apple serán fabricados por TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Company) y se fabricarán en 20 nanómetros, 16 nanómetros y 10 nanómetros. Tanto TSMC como Global UNiChip han confirmado un acuerdo para los próximos 3 años para proveer a los de Cupertino los nuevos chips A8 de Apple, según fuentes de la industria han informado a Digitimes

De ser cierta la información, los nuevos chips A8 de Apple empezarían a ser producidos tan pronto como el próximo mes de julio, aunque no sería hasta diciembre cuando el proceso de manufacturado se acelere para proveer a los futuros dispositivos de Apple. Se elimina, por tanto, la posibilidad de que los nuevos procesadores A8 se estrenen con el próximo iPhone 5S, que esperamos ver aparecer el próximo mes de octubre. Todo apunta, pues, que estamos ante la próxima generación de chips que verán la luz el 2014, es decir, el chip del futuro iPhone 6.
De hecho, todo apunta a que los nuevos chips A8 de Apple aparecerán en un supuesto nuevo iPhone que será presentado a principios del año 2014, dejando la puerta abierta a nuevos chips A9 y A9X para nuevas generaciones de iPhone y iPad. No se ha especificado si TSMC será la encargada de la producción completa de toda la nueva generación de chips de Apple, aunque la fabrica localizada en el sur de Taiwanestará dedicada exclusivamente a la producción de la nueva serie A de procesadores de Apple.
La noticia sobre los nuevos chips A8 de Apple producidos por TSMC es, desde el punto de vista estratégico, vital para los de Cupertino pues les brinda la oportunidad de depender menos de su principal rival en la actualidad: Samsung. Se cierra la puerta también a que fuera Intel quien produjera la nueva generación de procesadores de los dispositivos móviles de Apple. En mi opinión estamos ante un movimiento estratégico de Apple que -además de brindarle competitividad- librará a la compañía de depender de uno de sus principales rivales. Si cada vez más Apple se desvincula de Google en el terreno de software, parece que ha llegado la hora de desvincularse de Samsung en el terreno del hardware.

No hay comentarios: